jueves, abril 03, 2014

34


No siempre despiertas sin sueño y cansancio, pero cuando eso pasa, la perspectiva del mundo se diferencia. En cuanto a mí, no pierdo el tiempo en analizar la magia del súbito hechizo. Me dedico a disfrutarlo. Intento ser el mejor hijo y nieto que puedo ser, en realidad, todos los días intento ser el mejor hijo y nieto, pero a diferencia de otros días, ahora no cargo con la pesadez del insomnio, pesadez que se esfuma a las horas, pesadez que más de uno asegura que podría erradicar con unas cuantas pepas no necesariamente medicadas, pero pepas es lo último que pienso consumir, de hacerlo, sería mi fin, mi transformación en un ser sumamente irascible, mínimo.
Prendo la radio y me debato entre Doble Nueve y la estación radial para taxistas Radio Mágica. Me decido por la segunda. Desde hace algunos días vienen emitiendo especiales de Paul McCartney, como sazonando el ambiente para su próximo concierto en Lima. Me conecto a Internet y respondo algunos correos electrónico, en especial a Camila, mi buena amiga chilena, que me dice que se encuentra bien luego del terremoto.
Al entrar a Facebook un par de poetas (muy simpáticas, por cierto) anuncian la publicación de sus últimos poemas en una web, este par de poetas dejan el enlace. Ingreso al enlace, quizá motivado por los 235 Likes.
Pienso que serán muy buenos poemas.
Veamos.
No pasa ni un solo minuto y salgo de esa página dedicada a la poesía. Me parece bien que existan páginas que promocionen la poesía, no tengo nada contra ellas, pero lo que sí me sorprende es el poco criterio que se tiene para corregir y editar el material que los aspirantes a poetas y poetas recorridos envían para su publicación.
Pienso en nuestra poca capacidad de crítica y en el excesivo entusiasmo que nos lleva a opinar sin leer, sin saber leer, ¿o es que leemos con los ojos de la arrechura? Parece que el sentido común aflora cuando se tiene que opinar de política y fútbol. No por nada, más de un ser pensante dice que en Facebook se celebra la banalidad. En lo personal, muy en lo personal, me resisto a creer que sea así, aunque cada día la realidad me demuestre lo contrario.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal