domingo, abril 20, 2014

42


Sin duda, a García Márquez le debemos más de lo que podamos pensar. Si bien es cierto que su influencia es casi nula hoy en día, o invisible, no vamos a negar que sus novelas Cien años de soledad y El amor en los tiempos del cólera fortalecieron nuestra iniciática pasión por la lectura. Quien esto escribe las leyó en su adolescencia y recuerda bien que el desarrollo de su lectura fue parecida a un estado de trance.
A lo largo de los años he podido leer toda su obra, a excepción del libro que dejé a medias: Memorias de mis putas tristes, olvidable novelita, refrito estilístico de su poética, como para llorar. Aún pervive en mi memoria la maestría de sus novelas breves, como Crónica de una muerte anunciada, El otoño del patriarca y El coronel no tiene quien le escriba, obras maestras que nos ponen en bandeja su cocina literaria en cuanto a estructura. Lo último que me gustó fueron sus memorias Vivir para contarla, librazo cuyas páginas son dosis vitamínicas para todo aquel interesado en el ejercicio de la escritura, un agradable martillazo en la cabeza sobre la genuina convicción literaria.
García Márquez se fue en un momento en el que no me apetecía releerlo. No se encontraba en mi galaxia próxima a revisitar. En esto jugaron varios aspectos, en los que no figuraba su discutida preferencia política, sino lo gastada que se me hacía su poética, aunque en este punto, quizá mi impresión se encuentre escanciada de prejuicios que me suscitaban sus patéticos epígonos.
No tengo la más mínima duda de que volveré a frecuentarlo, seguramente en quince o veinte años, no sé. Y cuando ello ocurra, seré nuevamente presa del hechizo verbal de cuando lo conocí por primera vez.

2 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

a quiénes consideras sus epígonos, isabel allende?

5:52 p.m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Leer "Del amor y otros demonios" cuando eres chibolo y estás templao es lo máximo. Saludos.
Jorge

9:48 a.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal