jueves, abril 24, 2014

45

Un alto a las actividades, a las lecturas, pero en compañía de la buena música de Leonard Cohen. 
Ocurre que el floro Marca Perú que impera en las redes sociales, “La literatura peruana es lo máximo”, me lleva a una fugaz reflexión. 
Pienso en los escritores que integran la delegación peruana que participará en la próxima Feria Internacional del Libro de Bogotá, sin duda, la más fuerte y coherente que haya podido ver, encima, encabezada por nuestro Nobel Mario Vargas Llosa. Más allá de algunos nombres cuya inclusión obedece a la ciencia oculta del amiguismo, poco o nada tenemos que objetar. 
Ahora, no hay que ser un virtuoso de la deducción para darnos cuenta de que la delegación como tal más parece una delegación de promoción turística que una literaria. La gente del Ministerio de Cultura no tuvo mejor idea que aprovechar esta invitación ferial para promocionar la riqueza cultural del país. Por este motivo, convocaron también a músicos, dramaturgos, cineastas, fotógrafos y gastrónomos. Lo ideal hubiese sido convocar a no pocos escritores del interior, no pocos que son muy buenos e interesantes. Claro, algunos me dirán que en la lista de escritores tenemos algunos que son del interior, pero si miramos bien, estos vienen publicando en Lima y han sido legitimados desde el circuito capitalino. Otros, los más avezados, me dirán que tengo una visión pasatista de lo que debería ser una feria del libro del siglo XXI, en donde no solo debemos promocionar la riqueza literaria de un país. 
Como sea. 
Para bien, conozco a no pocos de los escritores que irán a Bogotá y sé que van a tener muchas actividades que no solo se suscriben al recinto ferial. Irán a colegios, universidades, institutos, librerías, etc. 
Bien ahí, señores. Hagan las cosas con responsabilidad. 
No obstante, me extraña que no se haya querido contar con los editores, en especial los independientes, por quienes, guste o no, hemos podido tener acceso a los títulos más interesantes de la literatura peruana última. Los editores que irán, lo harán con la suya. Seguramente los del ministerio piensan que son personas solventes a quienes el estado no debe apoyar. Editan libros, entonces tienen dinero. Por otro lado, el ministerio decidió apoyar a artistas que no tienen recursos y que han hecho mucho por el país, artistas que han forjado una tradición reconocida en un contexto social que complica el desarrollo creativo, me viene a la mente la fotógrafa Morgana Vargas Llosa. 
Bueno, quiero pensar sanamente: el Ministerio de Cultura lo dirige una inepta, una inepta con buena voluntad que consiguió recursos del Ministerio de Economía. 
Esto es lo que le respondió la ministra Diana Álvarez-Calderón a Enrique Sánchez Hernani en la última edición de la revista Somos: 
“ESH: Usted consiguió una importante movilización de dinero para la FILBO. ¿Cómo se lleva con el ministro de Economía? ¿Le hace caso a sus propuestas? 
DA-C: Tengo una buena relación con él. Generalmente está abierto a las propuestas, siempre que estén bien aterrizadas. Con relación a la FILBO, le pareció que era muy interesante promover al Perú en un evento tan importante, donde hay mucho negocio para las editoriales. Y al dar a conocer otras muestras de nuestra cultura, se promueve el turismo”. 
Eso pues: el turismo. El negocio. Golazo de PromPerú. 
El objetivo no es promocionar la literatura peruana. No, simple mortal. No, simple soñador. No, cretino. Ese no es el objetivo. El objetivo es promover nuestro delicioso ceviche. 
Ahora, vuelvo a leer la lista de los escritores que participarán en la FILBO. 
Más de uno es conocido por ser pistolero contra el sistema neoliberal. Cosa que me parece bien, cada quien es dueño de sus ideas políticas, de sus convicciones ideológicas. Y más de uno no ha dejado de disparar contra el concepto de la Marca Perú, contra todo lo que esta, según ellos, representa, es decir, los intereses comerciales del empresariado que busca llenar sus arcas, proyectando la imagen de un país que crece económicamente, país que ya no tiene que preocuparse por los que menos tienen. 
Si yo fuera de izquierda, pero de esa izquierda consecuente, y si fuera invitado a esta feria y veo que lo hay detrás de la logística empleada por el ministerio, logística en la que no hay que hurgar demasiado, no aceptaría la invitación. Diría gracias, pero no. No soy títere de la Marca Perú. 
Por esta razón, me apena ver que talentosos escritores, abiertamente declarados de izquierda, posen en la foto promocional de la delegación peruana como si nada, foto promocional en la que aparece Vargas Llosa, uno de sus blancos predilectos. 
¿Qué pasa? ¿Nos ganó la frivolidad? 
Hablando de frivolidad. Pienso en los frívolos de la literatura peruana. Estos frívolos siempre son invitados, van a cuanta feria exista. La clave de ellos es no cuestionar nada, no chocar con el poder, sea privado o gubernamental. Pues, bien, estos frívolos que solo van a hablar de sus libros, a beber y bailar, son más coherentes que los escritores de izquierda que irán a la FILBO. Mi aplauso para ustedes, señores, qué rica es su vida, ustedes no tienen un discurso que cuidar, no tienen un discurso que honrar. 
Hace unos días recibí la visita de uno de mis mejores amigos, que es también un talentoso escritor. Como siempre, hablamos de todo, y entre lo que hablamos, hablamos de la falta de compromiso de la gran mayoría de los escritores peruanos. Hablamos de los frívolos, de los revolucionarios de izquierda que ostentan luchas selectivas, en realidad hablamos de todos, de la rúbrica que los identifica. 
“Todos los escritores peruanos tienen un precio”, dijo. 
“Así es, lamentablemente algunos sacrifican su discurso por muy poco”, dije. 
“Por eso, los escritores peruanos de izquierda son un chiste”, dijo mi amigo, que rechazó el pucho que le invitaba porque desde hace cinco meses no fuma. 
“Todos, estimado, todos, menos uno. El más grande decidió no ser un títere de la Marca Perú”, dije mientras prendía mi pucho. 
“¿Quién?”, preguntó. 
Le dije el nombre. Mi amigo sonrió. 
“Es un grande, en lo literario y como sujeto de izquierda. Un día de estos hay que ir a visitarlo”, dijo.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal