jueves, mayo 01, 2014

50

Por eso dicen que en el fútbol no existe lógica. 
El partido del martes entre el Bayern y el Real quedará en la historia. Un 4 – 0 contundente, los blancos no se despeinaron y jugaron a ritmo de entrenamiento. 
Como muchos, creí que el partido sería disputado y a favor de los alemanes, pero nada, ellos fueron presa de un extraño atontamiento que imagino no empezó en el pitazo inicial. Pocas veces he visto un Bayern tan confuso, sin ideas, tan expuesto al abuso. 
Miraba el partido mientras bebía sorbos de café, fumaba y a mi lado Expreso Nova, esa novela tan compleja y críptica del mentor de la Beat Generation, William Burroughs. 
Sergio Ramos. 
Casillas. 
CR7… CR7 es un chucha. Ese gol de tiro libre solo lo hace un chucha. 
Horas después del partido, un pata dijo que tarde o temprano el Pep se levantará. Y yo le pregunté: ¿Acaso el Pep se cayó? 
Pero no pensé ver lo que vi al día siguiente. 
Felizmente no aposté, porque le iba al Chelsea. En realidad, y aunque ahora lo nieguen, miles le iban a los de Mou. 
Al igual que el partido del martes, el de ayer fue un partidazo. 
El Atlético corrió. En el Atlético no hay estrellas. 
El Atlético me recuerda al Cienciano de la Copa Sudamericana del 2003. Cuando los tienen contra la pared, ya es muy tarde para reaccionar. Si no te toman serio, no te quejes, ni patalees, saca ventaja de eso. 
Y el Cholo Simeone. Aquí hay un entrenador-motivador. El pata es inteligente, pero ante todo motiva, es de los que motivan sin motivar. 
Respiro hondo y me pregunto: ¿acaso no estamos viendo desde hace algunos años el mejor fútbol de la historia del fútbol?

2 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Bien monse tu escrito sobre fútbol. Mejor sigue con los libros.

2:11 p.m.  
Blogger Gabriel Ruiz Ortega dijo...


qué diría yo del tuyo,
a ver si desmenuzamos ese par de partidos, si te parece.
G

10:01 p.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal