jueves, abril 14, 2016

455

Anoche, mientras regresaba a casa, luego de algunas gestiones inevitables en el Centro de Lima, recordé que era la inauguración del Festival Internacional de Poesía de Lima, en el El Parque de la Exposición.
Pese a que era un poco tarde, igual decidí ir. No perdía nada. Por un instante creí que la inauguración había terminado, pero no. El ruido del tráfico de la noche era interrumpido por ecos suaves, que provenían desde el auditorio del parque.
Mientras caminaba al auditorio, el “Niño aguaruna” me bombardeaba con mensajes de texto, a razón del post de ayer. Estaba molesto porque lo llamé mototaxista ñañense. Y sí, dentro de mí acepté la mezquindad, puesto que si te has comprado un Harley Davidson, no es para que hagas mototaxi, sino para movilizarte y llevar a cabo la revolución, quizá no literaria, pero sí en la carretera central. Ya me lo imagino al también llamado “Jeremy”, practicando caballitos, saltando sobre el río Rímac, mismo Chapulín Colorado, luchando contra la injusticia, a lo “Fonzie”, el “Fonz de Ñaña” o “Ñaña Fonz”, que ya quisieran ser “Chalina”, “Reseña Delivery” Aquino y tanto ser alucinado que anda por allí. 
Llegué al auditorio y me encuentro con el narrador José Dellepiane. Al respecto, no tengo duda: luego de Vargas Llosa, es el único escritor peruano que vive exclusivamente de lo que escribe. Mientras conversaba con él, buscaba en mi memoria un post, quizá de hace un par de años, en el que indiqué la necesidad de riesgo que deben tomar los escritores, una necesidad que sería saludable y así no beneficiar a los impresores mercachifles que aún pululan a la caza de autores inéditos. Claro, la autoedición no es solo ir a una imprenta y mediante Corel transformar tu archivo en Word. Felizmente, desde hace un tiempo se puede acceder a cursos de edición y de esta forma se puede formar una cadena de conocimiento que permita hacer un producto de calidad. José lo ha entendido así y la verdad que le está yendo muy bien. Siempre lo he visto en ferias, interactuando con los lectores, no solo hablando de sus libros, sino literatura en general. Ese es el contacto del autor con los lectores y lo bueno es que más de uno está siguiendo sus pasos.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal