lunes, marzo 10, 2008

"Tristram Shandy: A Cock and Bull Story" (2005)


Hace varias semanas, en una conversa con unos patas, había escuchado que la pela “Tristram Shandy: A Cock and Bull Story” ya podía ubicarse en Lima. Ni bien escuché el dato pues no dudé en mostrar mi desaforado entusiasmo.

-Pero sólo la puedes conseguir en VCD –dijo quien ofreció la primicia.

Me bajó totalmente los ánimos. No suelo ver pelas en ese soporte. Sin embargo, en vista de que ya estaba el VCD, pues era cuestión de días y horas contadas para que “llegue” en DVD. Así es que cogí el cel y llamé a mi pata César, el mayor proveedor de pelas de verdad del Perú, para que me llame al toque ni bien la tenga.

Hace unos días, en plena tarde soleada, recibí la bendita llamada. Y salí al toque a comprarla (Polvos Azules, Pasaje 18, stand 17, Block 40…De nada…).

“Tristram Shandy: A Cock…” no es una adaptación, ni libre ni lineal, de “La vida y opiniones del caballero Tristram Shandy” de Laurence Sterne, libro por el cual Enrique Vila-Matas se derrite y que no deja de recomendar cada vez que puede, sino que da curso del "desarrollo" de la filmación de la película basada en el texto de Sterne. En otras palabras: el cine dentro del cine. Su director, el para nada menos ingenioso Michael Winterbotton (“24 Hour Party People”, “Welcome to Sarajevo”, “Code 46”, “The Road to Guantánamo”, etc.), demuestra una vez más el buen ojo que tiene para elegir a los actores, ninguno decae ni está demás, llevándose las palmas Steve Coogan (Tristram Shandy, Walter Shandy, Steeve Coogan) y Rob Brydon (Toby Shandy, Rob Brydon). Para quienes no ubiquen a este último, pues interpretó al envidioso y contreras periodista Ryan Letts en “24 Hour...”.
Pero volviendo a este trabajo de Winterbottom; Coogan y Brydon, en sus homónimos roles, abren y cierran la película, para variar, discutiendo. Más o menos esto es lo que recuerdo del inicio:

Los dos actores en plena sesión de maquillaje.

Brydon: Somos co-protagonistas. “Tristram Shandy” es Steeve Coogan y Rob Brydon. De hecho, si fuéramos por orden alfabético, que es, creo, lo justo, sería Rob Brydon y Steve Coogan.
Coogan: Sí, pero sería ridículo.
La pantalla en negro.

Y aparece Coogan, ya en el papel de Tristram Shandy, citando una sentencia de Groucho Marx: “El problema con escribir un libro sobre ti mismo es que no puedes jugar. ¿Por qué no? La gente juega consigo misma todo el tiempo.” Y la remata con un “Soy Tristam Shandy, el personaje principal de esta historia, el protagonista.”

Saliéndome un poquito del tema… Creo que no existe actor a quien no le quede mejor el rol de irredento ególatra que a Coogan. La primera vez que lo vi fue en “24 Hour…”, y pensé que ya no haría otro papel similar, pero tiempo después mi causa Jim Jarmusch lo convoca para “Coffee and Cigarrettes”, para que junto a Alfred Molina (actorazo injustamente subvalorado) dieran vida al mejor segmento de esa película, “Cousins”. Y Coogan, una vez más, en un rol terriblemente ególatra. Hay que reconocerlo: lo hace extraordinariamente bien.

Como es de esperarse de una mente inconforme como la de Winterbottom, en este trabajo no solo nos ceñimos a las manías y pugnas de Coogan y Brydon, sino también a los vaivenes emocionales de los actores de reparto, a la impaciencia de los productores, a los cambios de última hora del guionista que sabe que es imposible resaltar un punto álgido del texto literario en el que se apoya el film, a los amoríos abiertos y escondidos que hay en todo grupo de trabajo (de antología la declaración de amor de Brydon por Gillian Anderson, quien da vida a la viuda Wadman y a sí misma), etc., etc., etc.
Y ya en el plano emocional, casi se me parte el corazón al ver al legendario Tony Wilson (1950 - 2007), quien no se queda para nada corto en su entusiasmo por la novela de Sterne, mientras queda con Coogan para una entrevista.

En líneas generales, me gustó muchísimo esta película. Aunque eso sí, hay que aclarar que no se trata de lo mejor de Winterbottom, pero vaya que sí es de visión obligatoria; por un lado porque se trata de un trabajo totalmente original en cuanto a estructura, y por otro porque es casi un hecho de que no llegará nunca a las salas limeñas, a lo mucho podemos cruzar los dedos para que se cole en la programación del festival de cine de La Unión Europea que, como bien saben, se realizará a mitad de año.

4 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Gracias por la ubicación, Gabriel. Ya te iba a mandar un comentario para que me lo des. Supongo que al igual que yo, no soportas no encontrar una peli. Vas a varias tiendas, y nada.

Saludos...

4:11 p.m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Winterbottom es quizá uno de los refugios más dúctiles en el cine de hoy. No me sorprende que su adaptación del libro de Sterne sea buena.

3:20 a.m.  
Anonymous Anónimo dijo...

no eres el unico q conoce el puesto...

9:53 p.m.  
Blogger Gabriel Ruiz Ortega dijo...

Eso es obvio. Muchísima gente conoce el stand, pero para los que no, pues.

9:58 p.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal