jueves, mayo 28, 2009

COLOUR ME KUBRICK (Malkovich en pichanga)

Alan Conway (Londres 1934 – 1998) fue un esforzado agente de viajes al que desde su adolescencia le gustaba jugar con los demás, solía hacerse pasar por personas famosas, disfrutaba mucho en esos papeles, y cuando su farsa ya no le daba para más, pues por libre albedrío se desenmascaraba, casi siempre en fiestas interminables que organizaba ante los timados, como para que estos amainen su furia.
Este tipo no sufría de apuros económicos, su nivel de vida estaba por encima de la media londinense, y pese a vivir en una sociedad en donde aparentemente reinaba la “mentalidad abierta”, nunca se sintió en confianza como para admitir públicamente su homosexualidad. Es así que llegado a los fines de los ochentas, decidió declararse gay, confesándole su opción, en primer lugar, a su esposa, a quien terminó abandonando por un amante con el que llevaba más de una década de relación, el cual terminaría muriendo de Sida poco tiempo después.
Las cosas empezaron a irle de mal en peor: su negocio de viajes quebró, hecho que lo sumió en el alcoholismo, no conociendo otra bebida que no fuera el Vodka. De a pocos fue perdiendo sus ahorros, se endeudó hasta no más y teniendo a sus acreedores encima pues hace uso de un as bajo la manga: hacerse pasar por el célebre director de cine Stanley Kubrick, conocido también por ofrecer poquísimas entrevistas y no dejarse fotografiar.

Muchísima gente fue víctima de las promesas del falso Kubrick. Empresarios, aspirantes a actores, agentes, músicos, etc., habían despilfarrado ingentes cantidades de dinero con tal de ver cumplidos sus anhelos profesionales. Las denuncias contra este fabricante de ilusiones demoraron en realizarse, en los afectados prevalecía el sentimiento de la vergüenza, a toda costa querían evitar ser la burla de la prensa… Mientras tanto, Conway seguía haciendo de las suyas, sin ningún tipo de escrúpulos, saciando su necesidad de vodka y muchachos.
Es la historia de este impostor la que inspira la película de Brian W. Cook, COLOUR ME KUBRICK (2006).
Como puede colegirse, Cook no solo da cuenta de los constantes engaños y del mundo paralelo que construyó Conway en su rol de Kubrick en los noventas, sino también rinde tributo al verdadero Kubrick a través de la banda sonora que se nutre de las escenas de sus películas más conocidas… Y el encargado de dar vida al patético Conway no es otro que uno de los mejores actores en la historia del cine, el ya perdurable John Malkovich.

El argumento es de por sí flojo, cualquiera se vuelve profeta: es fácil saber lo que ocurrirá en las siguientes escenas; los diálogos no revelan nada, hasta podría decirse que fueron hechos a la volada. Pero como no podría ser de otro modo, es Malkovich el que se carga la película, elevándola a años luz de sus fallas de forma y estructura. Este actorazo nos adentra en el mundo de Conway, en sus pulsiones y frustraciones, y pese a recrear magníficamente su creciente degradación, no deja de conferirle un poético aire de dignidad, como en los momentos que es descubierto (cuando el falso Kubrick entra a un bar con la idea de levantarse a un joven, pero lo que no se espera el supuesto director es que su escogida presa comienza hablarle en detalle de sus películas que más le han gustado (LOLITA, LA NARANJA MECÁNICA, DR. STRANGELOVE...), acorralándolo cuando lo desenmascara, diciéndole que "Stanley Kubrick no es el director de LOS JUICIOS DE NUREMBERG, sino Stanley Kramer"), mantiene sobriedad y gallardía, en donde un gesto, un tic, una mirada a la nada, son más que una risible justificación jalada los cabellos.
COLOUR ME KUBRICK no es una buena película, pero tampoco es mala. En ella no tenemos la mejor interpretación de Malkovich (EL TIEMPO RECOBRADO de Raoul Ruiz), pero nos ofrece, a ritmo de entrenamiento, en pases de pichanga, inobjetables muestras del genial artista que es.
Imágenes: COLOUR ME KUBRICK, John Malkovich.

4 Comentarios:

Blogger Oscar Pita Grandi dijo...

Voy a preguntarle a César por qué no me la puso en el carrito.

Un abrazo.

3:52 p.m.  
Blogger Gabriel Ruiz Ortega dijo...

Me olvido: El stand de César: Polvos Azules Psj 18, tienda 17, Block 40.

4:20 p.m.  
Blogger marisa dijo...

Hoy 27 de octubre 2016, estoy viendo la película ,que buen actor es John malkovich !!!!!

9:24 p.m.  
Anonymous Anónimo dijo...

la estoy viendo ahora mismo y me encanta

10:21 a.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal