lunes, septiembre 24, 2012

Resonancia: Perec




 

Llevo buen tiempo leyendo, y en títulos puntuales, releyendo, la obra del escritor francés Georges Perec (1937 – 1982). La cámara oscura, La desaparición, Un hombre que duerme y La vida: instrucciones de uso nos dejan un claro mensaje: Perec es un autor a quien jamás vas a poder entender, y es precisamente en esa falta de asimilación en donde yace su hoy justificado prestigio y avasallante influencia. Su poética está llena de agujeros negros, que incentivan la mente y nos animan a mirar el mundo de otra manera. Entre libro y libro, a Perec no le gusta ser el mismo.

En Pensar/Clasificar (Gedisa, 2008) tenemos a un Perec en estado de gracia, nos acercamos a una sensibilidad en permanente estado de psicodelia, por decirlo de algún modo. La publicación es una compilación de textos y artículos que el autor publicó en diarios y revistas entre 1976 y 1982. Empecé a leerlo y no me fue difícil catalogarlo de dietario, sea voluble, inestable e impresionista. Pareciera que le interesa todo y nada a la vez. En su poética no hay espacio para los grandes temas, sino que forja el gran tema partiendo de lo más baladí y rutinario, retroalimentando así el crisol responsable de todo: lo autobiográfico. Textos como “Notas sobre lo que busco”, “Notas sobre los objetos que ocupan mi mesa de trabajo”, “Notas sobre el arte y el modo de ordenar libros”, “Cosas que no son libros y que a menudo se encuentran en bibliotecas”, “81 recetas de cocina para principiantes”, “Consideraciones sobre las gafas”… exhiben un respiro íntimo, acorde con una mirada lúdica e infantil, es decir, en una actitud abierta al descubrimiento, en esencia puro, pero con una malicia que se nutre de un solapado humor negro entre líneas.

El conocedor de la obra literaria del francés, sentirá que está ante una suerte de caja de resonancia que nos comunica con la génesis y el desarrollo de sus libros. Pero también nos muestra los intereses del artista, variados, elásticos, que nos impide definirlo como un creador literario, lo que nos lleva a catalogarlo, y disculpen si suena a lugar común, como un artista integral. Corrijo: un genial artista integral.

 

1 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Ruiz Ortega:
¿ Está en venta en la libreria Selecta? Si es asi, cuánto cuesta.

10:02 a.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal