miércoles, octubre 20, 2010

Sobre poesía y Café Tacuba

Días atrás en el diario El Peruano se publicó una entrevista del aún joven poeta Diego Lazarte al escritor mexicano José Emilio Pacheco. Bastó la referencia a la canción “Las batallas” de Café Tacuba, inspirada en la novela LAS BATALLAS EN EL DESIERTO de Pacheco, para postear la entrevista.


[México] Hace unas semanas recibieron el grado de doctor Honoris Causa por la Universidad Autónoma de México nuestro premio Nobel Mario Vargas Llosa y el poeta José Emilio Pacheco. Miope, fotofóbico y escurridísimo a las entrevistas, el mexicano, autor de libros como Las batallas del desierto, concedió respondernos con ironía estas preguntas.
¿Cómo comienza la poesía mexicana?
–Comienza en el convento de Tlatelolco, que hacen los españoles, para una síntesis que nunca llegó a darse. El nieto de Nezahualcoyotl es quien traduce los poemas de su abuelo en liras. El convento es suprimido porque se decía que “los indios aprenden el latín en meses y ya empiezan a corregir el latín a los profesores”.
¿Qué es la ciudad de México para usted?
–La vieja ciudad de mi poema "Alta traición", esa ciudad deshecha, gris y monstruosa era un edén comparado con el completo de horror de 2010. Es un horror vivir aquí. Siempre viví en la colonia roma, en Zacatecas 76, existe la casa todavía, aunque fue muy maltratada por el terremoto, pero no es la casa que se describe en Las batallas en el desierto.
¿Qué opina de la violencia en México?
–Hace algunos años en Argelia hubo una protesta de los integristas musulmanes y empezaron a hacer unas matanzas horriblemente crueles. Por ejemplo, envolver con los intestinos las cabezas cortadas. Yo escribí y advertí esto para que nunca lleguemos a estos niveles de crueldad y de sadismo. La gente por ese tiempo pensaba que eso nunca pasaría.
Tiene un poema llamado “Apocalipsis por televisión”. Trompetas del fin del mundo interrumpidas para dar un comercial.
–El 11 de setiembre hubo un corte para pasar anuncios de condones. La publicidad y el mercado vencen todo. No dudo que si algún día llega el Apocalipsis esto tenga el patrocinio de Mitsubishi.
¿Qué le parece la versión de Café Tacuba de Las batallas en el desierto?
–Un escritor muy joven peruano, Santiago Roncagliolo, me decía que conoció el libro gracias a Café Tacuba. Me preguntó que cuánto había ganado. Yo le respondí que ningún centavo.
¿Qué libros lo han acompañado durante su vida?
–El directorio telefónico. Sin él no se puede vivir.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal