domingo, junio 22, 2014

85


Domingo de sol y descanso.
Me dicen que hubo temblor pero no lo sentí. Estaba durmiendo porque me acosté tarde. Imagino que el temblor habrá sido rápido, porque mis padres no creyeron necesario despertarme, ¿o es que ellos solo pensaron en ellos? Como fuere. Me desperezo y estiro el brazo para coger el control remoto, mi idea es sintonizar el canal del Mundial, pero me sorprende que el televisor esté prendido y que del DVD Player se emita Agente Internacional. Hago memoria y me pregunto en que instante de la madrugada puse el dvd de la película. No recordaba y a veces es bueno no recordar, porque contra lo que muchos pudieran pensar, a mí sí me gusta esta película, protagonizada por un par de actores de carácter, como Clive Owen y Naomi Watts.
Claro, también veo películas partiendo de los directores, pero Tom Tykwer no está en el club de directores a seguir, debido a la irregularidad de su trabajo, pero esto no quiere decir que no sea uno competente, es solo una cuestión de gusto. De toda su filmografía, AI es la que me gusta más, pero no es momento, no hay motivo, para hablar de la película, sino por qué la puse en la madrugada. Sea cual haya sido la hora, es evidente que la película se repitió hasta en cuatro ocasiones.
Me puse de pie y me serví café y jugo de naranja.
No me dieron ganas de fumar. Y cogí los diarios dispuestos sobre la mesa.
Últimamente, leo muy poco las secciones culturales. Flojísimas, por decir algo de ellas. Me fastidian las excusas sobre el poco espacio que disponen los periodistas, pero en dónde queda el ingenio, la creatividad que quiebre la mediocridad. Está bien, se tiene poco espacio pero de allí a realizar un cantado Copy/Paste, como que tiene un solo nombre: flojera.
No permito que las secciones culturales arruinen mi mañana, por eso, me voy a las secciones internacionales y locales, en donde te topas con personajes no menos que ruines. En una de las notas internacionales se daba cuenta de un mafioso ruso radicado en Londres.
Y entonces recordé.
Recordé una buena película de Cronenberg, Promesas del Este, en la que Naomi Watts la rompe. Y recordé también que ayer sábado, minutos antes de presentar el cuentario Umbrales de Jesús Jara, estuve hablando con un pata sobre Mulholland Drive de Lynch, en especial sobre el rol de Watts.
A lo mejor, en la noche me dieron ganas de ver una película en la que actuara Watts y cogí sin pensar mucho AI, que a pesar de la opinión contraria, me sigue pareciendo no solo una buena película, sino también inteligente.

2 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Naomi watts me parece la mejor actriz de su generación

12:19 p.m.  
Anonymous Anónimo dijo...

broder, ojala regresen tus reseñas del tipo EN LA YUGULAR y demás, al igual q tus recuentos de año, eran los mejores, blao

12:55 a.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal