martes, julio 29, 2014

104


Los días de feria pasan y más de uno ha llegado a los límites de sus fuerzas físicas.
Al menos, yo le pongo buena onda aunque ande algo cansado.
Como bien dije en un post anterior, para esta FIL he tenido la suerte de presentar muy buenos libros, que de lejos superan la categoría de interesante. Los libros de Ginsberg (Olavarría), Ampuero, Zúñiga y Gutiérrez-Rodríguez son de lectura obligatoria. Sus títulos han hecho que mi tiempo invertido en la lectura haya valido la pena. Parece ingenuo decirlo, pero hoy en día muchos tienen tan poco tiempo para leer que se ven obligados a ir a la fija, actitud que me parece del todo válida.
No hay que perder el tiempo en los libros que poco o nada sumen en el acervo del lector. No tenemos tiempo para libros interesantes, mucho menos para los malos.
En este sentido, me parece bien que vayamos a la fija. En cada una de las presentaciones en las que he participado, he sentido que estado recomendando libros redondos, que tienen el suficiente poder de seguir con uno aún después de su lectura.
Por ello, ahora que abro una chela en lata y prendo un cigarrito, siento que estoy tranquilo con mi alma. He colaborado con un granito de arena en esa dura batalla contra la no lectura.

2 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

¿Te parece que solo los "muy buenos libros" suman al acervo del lector?

Y eso de no leer, obras interesantes (lo de las malas es discutible, como a todo hasta le puedes encontrar la gracia a leer malas novelas, sobre todo para aprender qué no se debe hacer...) e ir solo a la fija no te parece un poco drástico?

Lo digo porque es tan personal lo que uno puede sacar de una obra que esas oraciones tan tajantes son por lo menos chocantes.

A propósito de leer solo lo bueno, hace poco leí una entrevista a Alejandro López donde, para defenderse un poco de las constantes comparaciones con Puig, confesaba que él empezó a escribir luego de leer una novela de... Jaime Bayly(!)

En todo caso cuando dices que has puesto tu granito de arena en la batalla contra la no lectura (por las presentaciones), olvidas que acabas de echarle un poco de agua al pedir que no se lea lo interesante y lo malo. Por más que lo digas con la buena intención que el texto desprende...

Por último, hace poco creo que hablabas de una película que no era la gran cosa pero que te gustaba igual. Sabemos que lo mismo pasa con los libros y que practicamente nadie empieza leyendo los clásicos, es más me animaría a decir (constatado en diversas entrevistas a escritores) que muy pocos empezaron leyendo obras redondas muy buenas.

Saludos

Monsieur K.

12:17 a.m.  
Blogger Gabriel Ruiz Ortega dijo...

hola Monsieur K
lo que dices bien puede tener varias interpretaciones en cuanto a los libros que he tenido la oportunidad de presentar. libros que recomiendo, por redondos, buenos.
siempre seré partidario de ir a la fija.
y sí, también se aprende de los malos libros, pero este no es el caso.
Ss
G

12:27 a.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal