domingo, mayo 31, 2009

Las villanas de 24

Desde niño he tenido una rara predilección por todo lo que tenga que ver con el espionaje. Claro, en esa época no sabía qué era lo que significaba. Pero ya de grande comprendí el por qué me convertí en un irrefrenable consumidor de novelas de política ficción y de espionaje. El mismo interés me llevó también a ver cuanta película hubiera sobre el tema. Es por ello que no me extraña en absoluto ser un fanático acérrimo de la serie 24. Al punto que no solo tengo sus seis temporadas en DVD, sino que pertenezco al Club 24, con el que una vez al mes, de preferencia el último viernes, me reúno con algunos patas para examinar, previa votación, una de las temporadas.
En la última sesión me preguntaron por mis villanas predilectas de la serie. Obviamente que la persona que me formuló la pregunta lo hizo bajo los dominios y caprichos de la obnubilación hormonal, ya que muchas de estas malas mujeres, aparte de despiadadas, son tremendamente bellas.
Es por esta razón que a continuación pasaré revista de las villanas que recuerdo más. Es una selección arbitraria (no están todas las que deberían), pero no menos objetiva porque mi escogencia se ha basado en algunos criterios que consideré: que sean inteligentes, asesinas, egoístas y que estén concientes del poder de su hermosura. Por ello, no consigno a Sherry Palmer.
Nina Myers
Interpretada por Sarah Clarke. Para muchos adictos a 24, la villana. La malvada que jugó con los corazones de los héroes Tony Almeyda y Jack Bauer. Aparece en las tres primeras temporadas, aunque su mayor protagonismo se dio en la primera, cuando era nada más que una infiltrada, la soplona que dilataba el trabajo de la Counter Terrorist Unit (CTU), la encargada de llevar a cabo el atentado contra el entonces senador y después presidente estadounidense David Palmer. Myers, a secas, es una traidora. Se valió del puesto de poder de la CTU para realizar contactos con otras agencias antiterroristas, en pos de conseguir a mediano o largo plazo suculentos ganancias a cambio de información. Myers es dolor de cabeza para el inacabable Jack Bauer. Ella no solo representa el motivo mayor del distanciamiento de Bauer con su hija Kim, sino que es también la asesina de su esposa Terry. A la mitad de la tercera temporada, Bauer la mata a balazos estando ella herida y desarmada. Se lo merecía.

Mandy

Encarnada por Mia Kirshner. Mandy es una mercenaria, presta sus servicios al que pague más. Para ella no hay buenos, ni malos. Todo lo ve dinero. Además, esta asesina es todo un misterio, sus apariciones en la serie siempre han sido esporádicas pero perdurables. Ninguna de sus víctimas ha sospechado de ella, con su cara de mosquita muerta se ha valido, entre otras cosas, para atentar bacteriológicamente contra el presidente Palmer, no ha tenido el más mínimo escrúpulo a la hora de detonar un avión con más de doscientos pasajeros, y es, por qué no, muy inteligente, porque hay que serlo cuando viéndose acorralada por los oficiales de CTU, saca una carta bajo la manga, la cual le valió que el gobierno le otorgue una amnistía por sus crímenes, y no solo por los cometidos en Estados Unidos. Este personaje es también el recurso narrativo de los guionistas, en cualquier momento puede hacer su ingreso y la verdad es que se está haciendo extrañar, y mucho, desde la cuarta temporada.

Olivia Taylor

Por Sprague Grayden. Veamos, la señorita Taylor es la hija de la presidenta Allison Taylor, en la actual e irregular séptima temporada. Se nota que esta mujer guarda mucho rencor hacia su familia, pero a la vez no duda en apoyarla en momentos críticos, empero, no lo hace por buena, sino por su desmedido afán de poder que se sirve de su natural don para la manipulación. Su ambición la lleva al chantaje sexual y a la mentira, importándole muy poco que para ello guarde un secreto con los responsables que amenazan soltar bombas químicas en las ciudades del este. Taylor es la villana en el lado equivocado.

Kim Bauer

Sencillamente por Elisha Cuthbert. Kim es la hija de Jack Bauer. No estamos ante una villana. La joven no es mala, no tiene ningún tipo de entrenamiento militar, no tiene afán de poder, pero es insuperablemente estúpida. Es precisamente su estupidez la que en no pocos tramos de las temporadas ha puesto en vilo la vida de su esforzado padre. A su oligofrenia se suma el encono hacia su progenitor, a quien no deja de sindicar como el culpable de la muerte de su madre Terry a manos de Nina Myers. Muchas veces me he preguntado qué es lo que hace un personaje como este en 24, y vaya que si nos ceñimos a las leyes de la especulación, pues llegaríamos a barajar posibilidades que pondrían en tela de juicio sus supuestas dotes actorales. Esta chica es una villana involuntaria.

5 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Gaby gracias por esos hembrones, lomazos

4:06 p.m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Querido Gabriel

este post es lo más frívolo, esperamos en adelante el tratamiento más didácticos y con mensaje moral a la juventud.

Saludos

9:14 p.m.  
Anonymous Anónimo dijo...

lo que le gusta a la gente Carne!!!!!!!!!!!

12:58 p.m.  
Blogger Gabriel Ruiz Ortega dijo...

Al menos miren la serie, ¿no?

12:59 p.m.  
Blogger Luis Eduardo dijo...

Hola, Gabriel. Yo también soy fanático de la serie. Cómo se hace para entrar al CLub 24? A quién hay que matar o torturar? jaja

5:02 p.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal