lunes, febrero 19, 2018

olvidado

Cerca de las tres de la madrugada, me di cuenta de que hubo una publicación olvidada en los recuentos literarios del año pasado. Al menos en el mío traté de pasar revista a los libros leídos, objetivo que puede lograrse siempre y cuando haya buena onda y voluntad, pero se me olvidaron algunos, entre estos uno que debió ser incluido: la tercera edición del poemario Idiota del apocalipsis de Guillermo Chirinos Cúneo, que vino por cuenta de la editorial Sub 25, del homónimo colectivo local.
Más esquivo no puede ser este poeta, hasta en los intentos por rescatar su único poemario publicado. Nos referimos a un poeta del que se habla más de su vida que de su poesía. Lo pude leer íntegro gracias a una ex enamorada, que en 2006 me regaló Los otros, conjunto que reunía cuatro poemarios inubicables, entre ellos el que motiva este post. Lo tenía en la hoja de ruta desde fines de los noventa, cuando leí un poema suyo en Piélago, sesentera revista sanmarquina de poesía, en un ejemplar amarillento y húmedo (páginas engrampadas), cortesía de Armando, librero y conocedor como pocos de la tradición poética peruana. 
Esta tercera edición mereció algunas notas en la prensa local, sin embargo, la muestra de la obra tiene que calzar con un trabajo de campo a la búsqueda de nuevos lectores; a saber, pienso en coloquios dedicados exclusivamente a disertar sobre esta propuesta signada por la locura y el alud sensorial. Chirinos Cúneo lleva mucho tiempo siendo rareza y lo peor que le puede le puede pasar a su legado poético es no hacer nada contra esa condición, que sirve para la anécdota de bar y el festejo al paso, pero no en la dimensión que importa: la discusión de su poesía.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal