miércoles, febrero 07, 2018

toma de posición

Cuando se suponía que regresaría a casa, tuve la oportunidad de ver el documental Rehenes (2017) de Federico Lemos.
Sobre este trabajo del director uruguayo he leído y escuchado los comentarios más encontrados. En lo personal, soy de la idea de que un documental de este tipo debe sustentarse en la pluralidad de puntos de vista, elementos más importantes que los resultados estéticos. Razones sobran: la que interesa, la verdad sobre lo que ocurrió en el rescate de los rehenes de la embajada de Japón en 1997.
El documental, a primera impresión, exhibe agilidad narrativa, pese a que tiene todas las características del reportaje televisivo. Tenemos los testimonios de Luis Giampietri, Francisco Tudela, el cardenal Juan Luis Cipriano, el militar José Williams Zapata, el entonces embajador japonés Morihisa Aokil, el ex emerretista Ernesto Cárdenas y familiares de los integrantes del MRTA.
El trabajo cumple su cometido: se impone como documento de memoria, pero resbala en lo que no en sus últimos quince minutos: Lemos toma posición e inclina la balanza discursiva hacia la versión de la abogada de una ONG de derechos humanos. Si Lemos pretendía distinguir su trabajo con una cuota de personalidad, bien lo hubiese hecho en un trabajo de ficción. No solo hace naufragar su proyecto hacia una visión que configura como víctimas a una sarta de asesinos, sino que la formal limpieza narrativa que venía construyendo también termina infectándose de esa apurada toma de posición.  
La pluralidad del discurso, casi siempre (lamentablemente), es utilitaria, busca el aplauso de la platea. En esta ocasión, el maquillaje no dura mucho y se corre por su burdo tratamiento final. Rehenes, en este sentido, peca en lo mismo (ahora en un trabajo de no ficción) que otras manifestaciones creativas sobre los años de la violencia política. Contra la seguidilla de sandeces de la abogada de los terroristas, hubiese sido ideal (y moral) el testimonio de algunos familiares de los militares del comando Chavín de Huantar. Eso, Lemos, es pluralidad. 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal