lunes, abril 17, 2017

pluralidad

Luego de un fin de semana pautado por el sueño, la lectura y la caminata nocturna de domingo, me pongo al día en algunas cosas que debí comentar y que por extrañas circunstancias no lo hice. Me explico: temprano, golpe de ocho, un amigo me pasó un Link sobre una noticia que haríamos bien en celebrar y difundir.
Mediante la presente Resolución Ministerial se ha creado el Premio Nacional de Literatura, en seis categorías. Ahora, lo que gusta de esta resolución es que se premiaran obras editadas, las mismas que ya gozarán del escrutinio de la lectoría y, de ser el caso, la valoración de la crítica especializada, como la que se practica en medios, antes de ser parte de las preselecciones.
Tenía que ser así, solo de esta manera comenzaremos a librarnos de las leyendas que se tejen en cuanto a los premios a obras inéditas otorgados en Perú, sea por cuenta de entidades del Estado e instituciones privadas. Estímulo es pues lo que necesita el escritor peruano, más aún en un contexto editorial que aún sigue en pañales, que pese a sus avances, no logra desprenderse de elementales taras logísticas. Lo que permitirá este premio, en principio y en teoría, es una limpia competencia y dependerá de cómo se desarrolle para lograr su verdadero objetivo: la pluralidad. Cuando nos referimos a pluralidad, apuntamos a combatir la desatención existente sobre la producción literaria de las ciudades del interior, de la que se han construido discursos que parten de una verdad (ninguneo por parte de los medios capitalinos), pero que han devenido en las más alucinadas demagogias (la literatura de provincia es mejor que la capitalina, a saber) que se estrellan a la más mínima lectura comparativa. Esto, en cuanto a la pluralidad que descansa en las entendibles ansias de reconocimiento, y en el caso de los más tarados, la fama, de los escritores peruanos. Pero la pluralidad que prefiero se encamina hacia una apertura de los nuevos registros que se vienen pergeñando en silencio y ajenos a los circuitos académicos y editoriales. 
Con este premio no se garantiza la calidad literaria, pero sus bases sí permiten que pueda brindarse una transparencia, y eso, por el momento, resulta suficiente.

3 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Oe Blogger, no te ausentes compare, se te extraña

5:19 p.m.  
Anonymous Anónimo dijo...

cómo ves esta entrevista? Aplicable a nuestros poetas, narradores, dramaturgos?
https://www.youtube.com/watch?v=f4vrG3WI35k&feature=share

12:40 a.m.  
Blogger Gabriel Ruiz Ortega dijo...

La veré con detenimiento

2:52 a.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal