martes, octubre 31, 2017

"vc"

Ahora que terminé de leer Vida cantada, las memorias de Arturo Corcuera, recuerdo que una vez escuché a un poeta del sesenta aseverar que su generación no solo había sido privilegiada por la aparición de voces destacadas, sino también por un contexto histórico/político que permitía pensar en profundidad en la trascendencia de la poesía, es decir, como un medio que podía cambiar el mundo.
Estas memorias, que no tuvieron un editor que extirpara la chancaca discursiva, son un claro ejemplo de lo que estoy diciendo. Sorprende lo que Corcuera cuenta, ya sea en sus viajes como en el recuento de mujeres y hombres que conoció directa e indirectamente. Es precisamente el carácter de testimonio de época lo que convierte a VC en documento de lectura imprescindible, suerte de historia no oficial de la cultura peruana del siglo XX. 
Decepciona, sí, que no haya habido rabia, lo que nos indica la situación emocional del poeta al abordar estas memorias, otro ánimo, pues, que lo lleva a molestarse con lo tiene que molestarse, es decir, a no quedar mal con nadie. Detalle menor entre muchas cosas de valía que, pero ese detalle “menor” a algunos nos gusta a cuenta de nuestra tradición personal de libros de memorias. 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal