lunes, noviembre 13, 2017

banda sonora

Aunque la serie no me entusiasma como a otros, debo confesar que si algo interesante encuentro en Mindhunter es precisamente su banda sonora. No solo me pasa con esta serie, también con muchas otras, que no me han convencido como historia ni tratamiento, pero sí con su música, lo que para mí ha ejercido una fascinación traducida en fidelidad, acabando sus temporadas.
Entonces, mientras luchaba con una tentación de gripe en la tarde noche del domingo, decidí armar una lista de canciones a escuchar en la semana, que se me anuncia de ocupada, con un intervalo el miércoles por el partido. Anotaba canciones de las series que he podido ver en estos últimos meses. En principio creí que a lo mucho serían quince, pero a medida que recordaba las series vistas, entre las que me agradaron y decepcionaron, las canciones iban creciendo en número, el universo se resistía a ser menos.
Para despejar un poco la no planificada faena dominical, releí el poemario La soledad de un cuerpo acostumbrado a la herida (Visor - Sur Librería Anticuaria), de la española Elvira Sastre. Curioso, porque haciendo memoria, lo leí el lunes pasado. Poemario dueño de una sensibilidad que descansa en el tópico del amor, pero también, como bien anuncia el título, en el de la soledad. Esta propuesta transita por una escritura diáfana, que me hace pensar que, en ciertos casos, lo que es sencillo demanda más trabajo que lo presentado como acrobático, tendencia esta última que parece estar marcando la ruta de buena parte de los nuevos poetas iberoamericanos. En la sencillez de estos poemas asistimos a una sensibilidad que agrieta la zona emocional. 
A la hora regresé a la selección de canciones y no pocas las escuchaba en repeat en Spotify. Debía hacer la mejor selección posible. Lo sabes, una buena selección de temas ayuda a enfrentar lo que vendrá, claro.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal