martes, febrero 23, 2016

424

Cerca de las siete de la noche se me antoja un jugo de granadilla. Me alisto y me dirijo a la intersección de Javier Prado con Aviación. Camino un par de cuadras en diagonal hacia el local al que voy desde hace más de siete años y del que aún no sé su nombre. 
A esa hora prendo mi celular, lo tuve apagado todo el fin de semana. Al prenderlo veo muchas llamadas perdidas, solo algunas valen la pena, pero de todas maneras me enfoco en las que me generan cierta sorpresa, ya que con esas personas no tengo mucho contacto, la mayoría en meses, y solo en un caso en más de año y medio, si es que los cálculos no me fallan. 
En el televisor del local, vía CMD, pasan Campeones, una suerte de campeonato de fútbol siete en el que intervienen ex jugadores del fútbol profesional peruano. Por cierto, más de una vez he pensado en asistir a una de estas jornadas, que se llevan a cabo en el Estadio Municipal de Miraflores. Jugaban la U con Municipal. Por el lado crema ubicaba a varios jugadores, por el lado edil a ninguno, aunque quién sabe. Disfrutaba de mi jugo de granadilla y una hamburguesa con queso que acababa de pedir. 
El partido iba con ventaja crema, ventaja de un gol. El juego era intenso, pases con dientes apretados, desesperación y harta impotencia. Sin ser la gran cosa, sin ver a grandes jugadores que jamás lograron algo con la selección, la estaba pasando bien. Por un momento me olvidé del tema político del día, y por lo que escuchaba de la narración, habría también otro partido de fútbol siete después de ese. 
Todo iba bien, pasándola. Pero “El puma”, haciendo justicia a su cualidad de matón, no tuvo mejor idea que agredir al árbitro que acababa de expulsarlo. 
Así es, agredió al árbitro. Bueno, no me sorprende su actitud. Nunca dejará de ser lo que es, el limitado para el juego y el criterio. 
Lo que me jodió es que esa agresión obligó a que los árbitros suspendan el partido, bueno, quedaba la transmisión, por ende, del siguiente partido, pero CMD decidió cortar su programación y en una cambiaron a un especial de olas brasileñas. 
Ese es el “Puma”. E imaginar que un idiota dijo que después de Lolo, “El Puma” era el ídolo más grande de la U.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal