jueves, marzo 30, 2017

adán x jrr

Creo que tomaré por costumbre, solo los días que me levante temprano, escuchar la antología Songs for Insane Times de Kevin Ayers. La voz de Ayers invade toda la casa y me acompaña mientras preparo mi café con leche. Solo eso, por el momento, porque en las próximas horas, golpe de 11, sí daré cuenta de lo que se conoce como desayuno.
Una vez instalado frente a la portátil, me pongo a revisar el último número de la revista Lima Gris. Hablamos de un número especial dedicado al poeta mayor no solo del Perú, sino también considerado como uno de los gigantes de la poesía del Siglo XX.
Así es, César Vallejo.
Recorro las páginas y encuentro una excelente crónica del poeta y narrador José Rosas Ribeyro sobre Martín Adán. Martín Adán y yo en las calles de Lima. En lo personal, Adán es mi Poeta, el Poeta mayor de la tradición literaria peruana y, por consiguiente, leo todo sobre lo que se escriba y publique de él. Como escritor con experiencia, JRR supo que había ofrecer otro camino discursivo a los ya recorridos sobre Adán, y eso es lo que hace. Su texto no solo evidencia admiración por el vate, sino también es un testimonio vitalista de su hacedor y, fiel a su costumbre, no le importa si sus opiniones sobre otros poetas vayan a caer bien o no. No lo pensemos mucho, esta crónica se ha escrito desde la verdad emocional. Si la memoria no me falla, creo que es uno de los mejores textos que he leído del autor de País sin nombre
Por otro lado, más de una vez, sea hablando con amigos y hasta con el mismo JRR, he manifestado que sería ideal que algún día se publiquen sus ensayos y crónicas, pero esta posible publicación tendría que ser guiada por ojos ajenos que nos garanticen cierta objetividad en la selección de textos, es decir, jamás por JRR, que seguramente incluiría todo lo publicado en estos registros, como también lo aún no publicado.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal