jueves, septiembre 07, 2017

sendero discursivo encontrado

Semanas atrás leí Mínima señal (FCE, 2017), de la escritora peruana Irma del Águila. Pero antes de comentar esta publicación, debo decir que la obra anterior de la autora poco o nada me ha gustado, en el sentido (siempre diferenciando) de que si una poética no te gusta, esta no tiene que ser deficiente. Si algo ha demostrado Del Águila en sus títulos es pericia narrativa, cualidad que nos brinda las suficientes luces de la seriedad con la que asume su vocación literaria.
El título que nos convoca en esta ocasión se erige como un triunfo de la configuración de la prosa, pero nos referimos a una aséptica, en apariencia inofensiva, que nos recuerda a la sentencia que muchos siguen y que pocos anclan en buen puerto: la compleja sencillez.
Del Águila ha llevado esta sentencia a los extremos, nunca vistos en su obra, y saludamos que haya sido así, porque en los relatos que conforman el conjunto, esta prosa disfrazada de inocencia le ha permitido reforzar la configuración de sus personajes, que revelan una oscuridad anímica con la que alcanzan momentos de revelación ante la situación límite, pensemos en “Piscina”, “Pared medianera” y “Tu voz existe”, los más logrados del conjunto. Esto no quiere decir que los demás no lo sean, por el contrario, si tuviéramos que someterlos a los rigores de la relojería de las distancias cortas, todos los textos muestran una perfección estructural.   
Sensaciones de incomodidad. Cada relato podría ser asumido como un navajazo en la garganta, en distintas dimensiones, se entiende. Esta conexión que establece Del Águila con el lector no obedece a los temas abordados, sino a la señalada (fría) simpleza de su prosa, ajena a florituras. Del Águila en MS encuentra el camino a seguir en sus próximas publicaciones, aunque también deberíamos advertirle, tras destacar su logro de ahora, que privilegie su mirada de escritora y no caiga en el silente espíritu de la metáfora de la denuncia, no solo presente en varios de estos relatos, también en sus libros precedentes. Solo de esta manera, veremos en toda su magnitud lo que nos puede entregar como creadora que ya encontró su sendero discursivo. Mientras esperamos, a seguir apreciando MS.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal