miércoles, noviembre 29, 2017

(re)aparecen

Hay películas que cuando (re)aparecen, me quedo a verlas sin más, en franca renuncia a las supuestas prioridades, ventajas, pues, de trabajar en casa. No importa cuántas veces las haya visto. No las veo por la dimensión de su argumento, menos por sus actuaciones estelares, mucho menos por el despliegue técnico de su director de turno. Simplemente regreso a ellas porque conectan conmigo y ese es motivo suficiente.
De alguna manera, ordenar películas depara más de una sorpresa y esa es la razón por la que siempre estoy ordenando mi colección. En esta tarea me topé días atrás con algunos títulos. Seguramente para el posero del caletismo ilustrado, reencontrarse con Martín (Hache) de Adolfo Aristarain y Lucía y el sexo de Julio Medem no signifique mayor novedad que dato al paso. En ese sentido, nunca he tenido problemas con el caletismo ilustrado, además, quienes profesan esta suerte de religión, ataviados de orgullo y amarga superioridad, arrastran serias lagunas formativas, basta nombrar a Ophuls y Griffith para saber en qué base descansa su autopromocionada cinefilia, o peor, cuando mencionas títulos como The Wicker Man de Robin Hardy, ves la lodosa superficie en la que sustentan tanto “saber” que no gustan compartir, refocilándose en la fijonería, que los define.
Por ello, si el lector del blog aún no ha tenido la oportunidad de ver M (H) y LYS, pues que no se haga problemas. En su carácter cursi, en su forzada búsqueda del azar, respectivamente, estas películas mantienen el poder de conmover. No son obras maestras, aunque más de uno vaticinó en su momento ese futuro para la de Aristarain, pero son dueñas de una sensibilidad peculiar representada en sus inolvidables personajes secundarios, como el epicúreo Dante (Eusebio Poncela) y la condenada a sufrir de amor Elena (Najwa Nimri). 
Si me preguntaran qué filmografía elegiría, la de Medem se impone sin, pero en la etapa comprendida por los siguientes títulos: Vacas, La ardilla roja, Tierra y Los amantes del círculo polar, entre estas, un par se quedarán en tu memoria visual.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal