jueves, mayo 03, 2018

de oportunismo


Más allá de si me agraden o no los Humala, resultaba repulsivo verlos víctimas de un sistema judicial que los había condenado a prisión preventiva cuando en otros casos, aún más graves que los cometidos por la ex pareja presidencial, no se aplicaba el mismo criterio legal.
Hubo, pues, un abuso. Y en ese abuso se esgrimieron todos los discursos inimaginables de los ayayeros de Nadine Heredia, la protagonista de esta historia, en la que estos hueleguisos tienen puestas sus futuras esperanzas políticas o, en todo caso, la vigencia de su círculo de poder. No así en el esposo, que no solo está acusado por el caso Odebrecht, sino que también pesan sobre él serias acusaciones de violación de derechos humanos.
Esta estratégica apología de la corrupción viene a cuenta de nuestras mentes más privilegiadas del guachimanismo virtual, esos pequeños seres atentos al comportamiento avieso de la platea, listos para el verbo y adjetivo denigratorios a quienes se atrevan a poner en duda sus palabras esgrimidas desde las tierras celestes de la superioridad moral. Veamos pues a Gustavo Faverón, que desde hace rato ya hizo méritos para ser catalogado de Intelectual barato, y no por lo que todos ya sabemos (que las feministas se encarguen de apalearlo por sinverguenza), sino precisamente por la bajeza que supone su defensa de Heredia, que se delata en su doble rasero: el discurso político con mis amigos, y la moralidad y exigencia de la ley para los que no lo son o, lo que es peor, para quienes no me caigan bien. Por ejemplo, esta perla de la estupidez: aseverar que Heredia es víctima de un plan del fujimorismo para sacarla de la carrera política es de una gratuidad reñida con el sentido común (solo coge la información que le conviene). Hay que ser responsable cuando se ejerce una opinión y esta clase de dislates poco favor le hacen a su ya maltratada imagen: la triste realidad sobre los saludos virtuales. 
Bien lo da a entender Vargas Llosa en El pez en el agua: el intelectual barato es aquel que naufraga en las acequias del oportunismo.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal