jueves, marzo 24, 2016

reciprocidad

Algunos, quizá en un acto de ingenuidad, pensábamos que el JNE aplicaría la ley a todos los candidatos presidenciales, por igual y sin escabeches de por medio.
Ya sabemos que desde un principio el JNE ha jugado en pared con los naranjas.
La hija del dictador sigue punteando y en carrera.
No hay que pensarlo mucho.
Es el momento de la reciprocidad.
Ahora le toca a los moralistas hacer un acto de asco, de la misma manera que otros lo hicimos en la segunda vuelta de la elección pasada.
¿O creen que fue fácil votar por el sospechoso violador de derechos humanos que tanto apoyó nuestro ejército zurdo?
Al menos, para este pechito no.
En lo personal, me da igual quién pase a la segunda vuelta con la rata naranja.
Pero ahora existe un detalle: ninguno de los candidatos tiene anticuchos que comprometan la integridad de la vida humana. Hasta donde sé…
Lo que sí sé es que mi voto será a favor de la opción que vaya en contra de la llegada de Keiko a Palacio.
No importa si es Verónika, Alfredo o PPK. Para cualquiera de los tres va mi voto.
Y si hay reciprocidad, una conciencia moral que impida que la rata naranja llegue al poder, los zurdos peruanos deberán ser los primeros en apoyar esa otra alternativa, apoyarla con condicionamientos si gustan. Solo que no vengan con cojudeces morales, que ustedes son los últimos que deberían hablar de moral. 
Listo, peruanas y peruanos.

1 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

No has visto el video de PPK apoyando con todo a keiko y honrando al choro de su padre?. Es la misma vaina.

https://www.youtube.com/watch?v=8pBLrlL8wuk

9:38 a.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal