domingo, diciembre 18, 2016

578

Me sirvo café, lo suficiente para desperezarme y salir a comprar los diarios. Imposible no salir con Onur, que no para de saltar, exhibiendo una vez más el poder de su intuición, porque no he hecho nada que le demuestre que vaya a salir. Aunque parezca ridículo, ponerle la correa al falso pekinés se convierte en una tarea ardua, la electricidad se apodera de él y desde ya debo aprender a controlar sus arranques emocionales, porque lo pekineses, y peor cuando son falsos, suelen morir por paro cardiaco y no por vejez. Hay que saber controlar las ansias del perro, por eso, acaricio su cabeza, calmándolo. Solo así le coloco su correa y salimos a comprar el desayuno y los periódicos.
En lugar de salir por la puerta del parque, lo hacemos por la puerta de la calle. Sensación extraña, reveladora porque no suelo ni salir ni entrar por esa puerta, me he acostumbrado mucho a la entrada del parque, con jardines y árboles que me acompañan, en especial las madrugadas que las dedico a fumar, como quien despeja ideas y alivia tensiones.
Camino al ritmo de Onur, que va dejando su marca en los bordes de las veredas y pequeños jardines. Mira a todos lados, a la posible aparición de alguna perrita que en esos instantes debe estar durmiendo, pero Onur no cree en nada, y vaya que lo ha demostrado más de una vez.
Entramos a la panadería y hago las compras para el desayuno. Saliendo de la panadería, encuentro al pata que veo desde hace más de veinte años y su enorme canasta de tamales. Le compro varios tamales y por un momento barajo la posibilidad de preguntarle su nombre, pero si lo hago, el misterio se rompería, al menos eso es lo que me ha pasado con esos extraños conocidos que cumplen su función en la vida: ser extraños, pero también conocidos. 
Seguimos nuestro camino y compro cuatro diarios del día, de tendencias políticas e ideológicas distintas, pero no lo hago en pos de una pluralidad informativa, sino para constatar, una vez más, el alineamiento de la prensa nacional sin importar cuáles sean las tendencias ideológicas y los principios que dicen defender.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal