miércoles, junio 15, 2016

479

Miércoles de frío y reconectándome al mundo luego de una noche sin luz eléctrica a razón de unos trabajos en el barrio. Lo bueno es que el corte estaba anunciado, así es que no me afectó tanto como pensé que podría afectarme. El corte vino a la hora indicada, pero no se reanudó la luz hasta cinco horas después de lo se indicó en el comunicado de hace unos días.
Como sea, salí a correr en la noche, por la Videna. Me gusta correr, pero si lo hice anoche fue por una actitud premeditada en pos de desgastarme y regresar lo más matado a casa, tomar un duchazo y sin más meterme al sobre hasta hoy en la mañana, que me levanté algo adolorido, pero despejado ante todo. 
Antes de alistarme para arrancar el día, reviso los mails y los mensajes del wsp y el chat de Facebook. Más allá de algunas cuestiones menores, solo un mensaje me importa. Con ese mensaje me basta y sobra. De paso apunto las series y películas que compraré en las próximas horas en Polvos Azules. Ya es momento de abastecerme y todo indica que hoy será el día, debí hacerlo hace dos fines de semana, pero algunos textos, lecturas y películas, impidieron que cumpla el cometido. Cuando voy a comprar, lo hago los domingos. Los domingos se ajustan mejor a mis ánimos, huyo pues del público, de la masa, del bullicio y de los humores concentrados. Pero tampoco los domingos son una maravilla. Atrás, muy atrás, quedaron esos domingos en los que podía comprar sin terminar anímicamente disminuido.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal