miércoles, junio 22, 2016

cruces

Días atrás, más de una punta me pasó el enlace de un blog, era pues la carta abierta de Heriberto Yépez a Christopher Domínguez Michael.
Emisor y receptor mexicanos. Pueden leer lo de Yépez aquí.
Y días después, las mismas puntas que celebraban la contrasueleada de Yépez a DM, quedaron en silencio. Entonces, busqué al respecto y encontré la respuesta de DM a Yépez. Aquí.
No lo pienso mucho, lo de DM es mucho más contundente y pulcro que la verbosidad y adjetivación del primero.
Sé que más de uno ha leído ese cruce, quizá los hinchas de la matonería y partícipes de bajezas consideren la respuesta de DM una muestra de debilidad de carácter, impresión que no me sorprendería sabiendo lo muy deseducados que son muchos de nuestros escritores locales, contenidos en su naturaleza y esforzados en sus maneras, y que sueltan su pútrida esencia ante la primera amenaza que socave su (relativo) prestigio. Por eso, celebran y bombardean la red una carta como la de Yépez, de quien, es justo decirlo, tengo muy buenas referencias y que las mismas no van a cambiar a razón de una carta abierta en la que apeló a lo peor del espíritu latinoamericano cuando es ubicado en tensión: la bajeza.
Leyendo la respuesta del llamado “crítico literario de la derecha”, vemos que se pueden decir muchas cosas desde el estilo y la franqueza, es decir, desde la valentía natural de decir las cosas cara a cara cuando tienen que decirse y no desde la celebración tribunera que se regodea en el adjetivo y el efectismo. 
Pero no solo ocurre en las esferas literarias y del pensamiento de México, es prácticamente un calco que carcome a los circuitos literarios y culturales de Latinoamérica, una crisis de callejón al momento de argumentar, crisis a la que podríamos sumar un aliento matonesco, también una inevitable incoherencia de sus actores con los sensibles temas que les dan de comer. Lamentablemente, estas muestras de bajezas provienen, la mayoría de las veces, desde los terrenos de la supuesta superioridad moral, de los reinos celestes del pensamiento vanguardista y revolucionario, y una que otra vez desde la diestra que satanizan.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal