martes, noviembre 08, 2016

553

Acompañado de un café y una ensalada de fruta, reviso los diarios que acabo de comprar. Por lo general, suelo comprar un diario, pero hoy me he animado por cuatro, y no sé a qué se deba ese detalle, seguro a que es un martes llamado a concentrar más noticias que de costumbre. Como fuera, leo los diarios mientras doy cuenta de las fresas y trozos de plátano bañados en algarrobina.
Mientras leo y como, Onur posa sus patas delanteras en mi pierna, creyendo que le daré de comer, porque seguramente piensa que estoy desayunando algo salado, pero lo que no sabe es que llevo un par de semanas desayunando fruta, lo que ha permitido que libre mi estómago de impurezas mañaneras, claro, la pureza mañanera se enfrenta a lo que ingiero durante el resto del día, en esas horas en las que pierdo la levedad y estabilidad metabólica.
Cerca del mediodía, me puse a revisar en la red las noticias sobre el incendio ocurrido en Cantagallo, incendio que ha dejado en el abandono a más de dos mil personas. Y me alegra ver las muestras de apoyo de amigos y conocidos míos ante esta tragedia ocurrida en nuestras narices. Ese es el detalle, ayudar más allá de las diferencias que pueda haber. Hasta allí, todo bien, pero me topo con una nota de Lauta Grados en Utero.pe, en donde consigna una serie de estupideces y bajezas que vienen diciéndose a razón de la situación de nuestros hermanos shipibos que lo han perdido todo. Estas bajezas vienen capitaneadas por Philip Butters, pero en verdad no me sorprende lo que haya en la mente de este tipo, pero igual, me dedico a ver las bajezas de los otros/otras idiotas, cuando encuentro el comentario de un supuesto literato, de evidentes complejos de fealdad y acosador de mujeres según la leyenda noventera, al que más de una sanmarquina de esa época llamaba “Hombre caca”, que dice lo siguiente sobre los hermanos shipibos caídos en desgracia:
“Habilitaron carpas para damnificados de Cantagallo pero no quieren ir. No que están desesperados? O quieren que los reubiquen en Miraflores?” 
Bueno, ahora entiendo por qué las mujeres llamaban a este sujeto como lo llamaban. Yo creía que era a causa de su odio a las mujeres porque no lo empelotaban, pero no, puesto que hay que estar hecho de caca para comentar de esa forma ante gente que ha sufrido una tragedia. Qué bonita es nuestra intelectualidad.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal