martes, julio 17, 2018

¿la marcha?


Al igual que muchos, observo pasmado lo que viene ocurriendo con  el Consejo Nacional de la Magistratura.
No sorprende el mecanismo de corrupción que lo ha conducido, es cosa de toda la vida, en nuestra memoria emocional hay espacio para los tratos bajo la mesa en cuanto a la administración de justicia en el país, solo que en esta ocasión somos testigos de la coherencia. Pasamos de la verdad imaginada a la verdad real, con sabor criollo y uno que otro putamadre en el negociado de favores.
Ante una situación como esta, el presidente Vizcarra no está demostrando lo que debería: fuerza testicular para enfrentarse a toda esa corrupción, que en el colmo de su dimensión circense nos arroja un personaje salido de una zanja bien sucia: Iván Noguera, a quien vemos en el Congreso alzando una bolsa negra con supuestas pruebas contra jueces y fiscales corruptos. Noguera es ya un personaje literario, de esos que solo puede ofrecer este territorio de maravillosas montañas.
Pero lo que esperamos más es la aparición de los líderes anónimos que puedan congregar y movilizar a todas las personas indignadas del país, eso pues: realizar una gran marcha, desproporcionada y violenta que insulte a un poder justicial que jamás nos ha representado. 
Como bien sabemos, y mal: desde hace varios meses la molestia no pasa de un estado de Facebook, de un tuit con aires pendejos o de alguna redacción al vuelo en la web de un diario local. Nadie habla de posibles marchas. Nadie quiere comprarse este pleito. Veamos a los “líderes” de las nuevas generaciones, esa chibolada menor de treinta años que no consigue calzar la indignación virtual, o la destilada en el bar de ocasión, con la molestia de la vida, es decir, carencia de compromiso.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal